Es vieja la pretensión de todos los jueces de ahondar en su independencia judicial, axioma tradicional de la separación de poderes. Ya Polibio reflexionó sobre esta cuestión, que encumbró  Montesquieu, en la exigencia que los Jueces y Tribunales sean un poder independiente, sujeto a los controles lógicos "de los otros" para evitar la tiranía de la plebe (oclocracia). Pero libres en su ámbito de actuación. Hoy los jueces, en éste Link del expansión, http://www.expansion.com/juridico/actualidad-tendencias/2016/10/26/5810c2fde2704e19338b4576.html nos recuerdan que esa antigua plegaria "no hay libertad sin independencia judicial" no debe quedar en saco por la politización de la judicatura...

Publicado: 26 de Octubre de 2016